¿Apuntas a tu hijo a las actividades de verano?

¿Apuntas a tu hijo a las actividades de verano?

Creo que la mejor compañía para un niño/a es mamá y papá pero, ¿y si las obligaciones profesionales o  personales te impiden tenerlo durante el verano?. Por eso, quizás estás pensando en apuntar a tu hijo a actividades de verano como Campamentos, colonias, esplais, casals…

¿Te ha pasado que sientes un puño en la barriga  por no poder estar con él/ella disfrutando de su tiempo libre? Y no solo en tu barriga, si no que en tu cabeza hay un montón de pensamientos y  todos comienzan por “y si…”,  “y si…” Los libros dicen que se llama culpa bañada con sirope de ansiedad.
NO PASA NADA, tienes el derecho de sentirte como quieras, es tu libertad, son tus hijos.

A mí en ocasiones me pasa y mis dudas muchas veces bajan de intensidad cuando lo hablo con otras familias y, “voilà”, me doy cuenta de que es algo recurrente que este “sirope” nos bañe a menudo. Entonces, me relajo…

El otro día conversaba con otros “papis y mamis” acerca de las actividades que se organizan para los niños en verano y  me puse a recordar las razones “positivas–>emocionales–>nutritivas” que un día aprendí sobre los beneficios que tienen para los niños/niñas y sus familias, el asistir a este tipo de actividades.

Ya sabéis que soy Venezolana y allí no existe como tal el “ocio educativo”, salvo los Scouts que están por todo el mundo. Todo lo que he aprendido sobre este tema, lo he hecho en Barcelona, que además de haber tradición, hay compromiso y «saber hacer» a la hora de planificar y llevar a cabo actividades de ocio para niños.

Por eso y porque imagino que estás acabando de mirar que hará tu pequeño/a este verano, o por si todavía no te has acabado de animar, te dejo aquí  5 razones de nada (sencillitas) que he aprendido en mis andanzas por este mundo del “ocio educativo”/ “lleure educatiu” que favorecen, sí o sí, el desarrollo emocional de tu hijo/a y,  ¡qué caray!, porque además ¡se lo pasan en grande!.

actividades de verano para tu hijo o hija

5 Razones para apuntar a tu hijo a las actividades de verano… ( la verdad es que hay muchas más).

  1. Cerca de mamá y papá, lo más probable es que este tipo de actividades se lleve a cabo en la misma escuela o en algún pueblo cercano. Esto es ideal si son niños pequeños ya que, si fuese necesario, papá y mamá pueden acercarse en un momento. Mi experiencia como profesional y como mamá, es que somos nosotros los que necesitamos estar cerca, por aquello del sirope…
  2. Una oportunidad de conocer lo que tienen “al lado”. Al realizar estas actividades en la escuela habitual o en la ludoteca del barrio o en el “esplai” que está cerca de casa, es una oportunidad de oro para conocer lo que existe en su entorno cercano que, gracias al buen tiempo y al propio “relax” de la actividad, invita a ser descubierto… la panadería, pasar a saludar a los abuelos/ abuelas del centro cívico, ir a visitar la emisora de radio, la jefatura de policía.
  3. Juntos mucho mejor, por supuesto ¿alguien lo duda? Tanto si ya conoces a tus compañeros de aventuras o te toca hacer nuevos amigos, ambas cosas son estupendas. La primera consolida vínculos emocionales (un fermento ideal para crecer sano emocionalmente) y la segunda pone en marcha el botón de: “¿Y ahora qué?, ¿me adapto a esto nuevo?” “que guay es conocer gente nueva”
    Las actividades en gran grupo son la estrella en el tiempo libre, favoreciendo el compañerismo, la solución de situaciones no conocidas, así como abordar los conflictos que puedan surgir debido al roce.


  4. ¿Es o no es? Este punto es muy bueno porque la mayoría de nosotros pensamos (yo no, que ya aprendí) que dentro del “ocio educativo/lleure educatiu” no hay normas ni reglas. ¡Pues sí que las hay! Son necesarias unas reglas internas de funcionamiento, de relación, de convivencia,… Por eso el niño/a piensa, ¿esto es como la escuela? o ¿esto No es como la escuela?
    Es maravilloso ver como al hacer, al participar, van descubriendo otro espacio de relación interesante para ellos mismos/as, donde pasan y viven experiencias individuales y de grupo enriquecedoras, todo esto coronado con una gran “guinda” roja que es el juego.
  5. Olvídate del “sirope” y piensa en la “guinda” Olvídate, cuando el “sirope de ansiedad” te comience a chorrear por la cara. Sácatelo del pensamiento como cuando eliminas una pantalla que no quieres ver de tu Smartphone o Tablet. Da un movimiento de mano y pasa a otra cosa,… en su lugar pon una “guinda” roja, brillante, y dulce… y piensa que le estás dando la oportunidad a tu hijo/hija de descubrir algo nuevo por sí solo/a. Me emociono solo de pensar en lo bueno que es…

Psicología de bolsillo: Antes de plantearte apuntar a tu hijo en alguna actividad de verano pregúntate:

  • ¿A ti como madre/padre te agradan este tipo de actividades?
  • ¿Qué piensas del ocio educativo?
  • ¿Cuáles son tus recursos y necesidades reales?

Preguntas relativas al niño/niña:

  • ¿Qué es lo que más le gusta en el mundo, mundial?
  • ¿Cómo es él/ ella?
  • ¿En qué tipo de situaciones crees que estaría cómodo/a?
  • ¿Le has preguntado que le gustaría hacer?

Te dejo aquí enlaces de las diferentes entidades que organizan actividades de «lleure».

Te dejo aquí un enlace al directorio de entidades de lleure de la fundación catalana del esplai, por si te decides a apuntar a tu hijo o hija a actividades de verano.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Lorena

    Jajaja, Diona, que gracia!!! Sirope de Ansiedad… sisi, un poco, Justo estaba ayer hablando con mi suegra del campamento de la escuela de inglés y pensando todos los peligros que entrañaban, jajaja soy terrible. Aun no hemos decidido lo que hará este verano, pero lo que sí estamos claros es que lo apuntaremos a algo. El año pasado estuvo en Fútbol y aunque vino varias veces magullado físicamente y otras tantas moralmente, se lo pasó muy bien 😉

    1. dionayra

      Es inevitable que aparezca más de lo que nos gustaría y chorree, ¿a qué si? Es sano y hasta “normal” que pase, Lorena puedes probar de apuntarlo a algo artístico, o donde lleven a cabo un centro de interés chulo… Un abrazo.

  2. Yolanda

    Sí Diona, a mí me encantan porque las he vivido en carne propia. Ir al esplai era revelador, aprendías, te hacías cargo de pequeños y jugabas a ser responsable. Ahora que vivo en Santiago no hay esplai pero sí campamentos urbanos deportivos o de inglés (yo a Hugo lo apunto en el segundo, mientras pueda). También hay colonias y este año probamos a ver si nos conceden una semana para probar si le gustan a Hugo. Ya te contaré. Estamos todos emocionados. El mes de julio está ahí ya casi y hay que ir preparándose.

    1. dionayra

      Yolanda yo conocí el mundo del esplai de la mano de la “Fundació catalana del esplai”, me ha dado mucho personal y profesionalmente… Hugo es un campeón ya verás que vendrá ilusionado con lo “vivido”… prueba de darle una cámara desechable es un buen ejercicio… a ver que sorpresas trae. Un abrazote

Deja una respuesta