10 Ideas para Ganar y traer Flexibilidad a tu Vida

10 Ideas para Ganar y traer Flexibilidad a tu Vida

Flexibilidad

¿Por qué a algunas personas se les da mejor eso de adaptarse a lo nuevo?, ¿te has detenido a pensar en eso? A raíz del post Mejora la Gestión del Tiempo en esta nueva Normalidad, me puse a pensar en esto, así que de entrada te sugiero un juego: Si yo digo Flexibilidad… ¿Qué imagen, sonido, sensación o quizás un movimiento, te evoca?

Si has podido hacerlo y lo que has generado es positivo, te recomiendo que lo uses cada vez que quieras experimentar la flexibilidad. Quizás tomándote unos segundos y dejando que emerja nuevamente esto. Recuerda que eres capaz de entrar en hipnosis más rápidamente y usar tus propios recursos, así que mientras más practiques, más fácil te resultará.

A mi, la palabra Flexibilidad me sugiere movimiento… Si es que lo es todo! ¡Piénsalo! Porque ¿qué no es movimiento en la vida? La flexibilidad de tu respirar, el compartir, el pasar una página tras otra de tu libro preferido, una sonrisa que se dibujada lentamente, el latido del corazón,… Incluso cuando crees que todo está quieto, la tierra gira constantemente sobre su eje.
Así que puede que no te sorprenda que la capacidad para adaptarse a lo nuevo, es decir, entrenarse en flexibilidad, sea algo que recomienda la OMS y los Neurólogos. Por eso, te dejo aquí varias ideas (algunas descabelladas otras no tanto). Todas ellas tienen su razón para favorecer la flexibilidad en tu vida.

Es cómo todo, si crees que lo necesitas, o si crees que esto de la flexibilidad es para ti. Lo que es una evidencia, es que el vivir trae cambios, en todos los niveles; cambios personales, cambios de puntos de vista, cambios sociales,… El cambio llegará a veces sin avisar, así que puedes comenzar a entrenar tu flexibilidad, escuchando esa “voz interior” que tienes y que algunos llaman intuición. Walt Disney la llamó Pepe Grillo. Es esa voz que a veces te dice: “cambia de acera”, “coge este camino”, “espera el siguiente metro.”

Ya sabéis que soy de preguntar: ¿En qué puede ayudarte incluir más flexibilidad en…
tu vida?
la crianza?
tu trabajo?
tus relaciones?

10 Ideas para Ganar y traer Flexibilidad a tu Vida.

  1. Copia a los expertos en flexibilidad, hazlo observando qué hacen y cómo lo hacen. Mira a las personas que tú consideras que tienen una conducta flexible ante la vida y céntrate en el cómo y el qué hacen.
    Es posible que en este experimento descubras qué tienes que ajustar para hacerlo tuyo. Si te decides a llevar a cabo este proceso de modelado de la conducta, quizás te ayude a flexibilizar tu visión del mundo, por lo tanto conductualmente serás y estarás más abierto, más abierta a lo nuevo.
  2. Cuando tengas éxito en algo. Detente un momento a pensar y analiza: ¿cómo he conseguido esto? ¿cómo es que esto se me da tan bien? Y repásalo nuevamente deteniéndote en lo ves, te dices y sientes. Y te invito a que juegues a probar modificarlo también a ver qué pasa.
  3. En situaciones que consideres de seguridad, piensa en tres maneras diferentes de conseguir el mismo objetivo. Por ejemplo; tres maneras de celebrar algo, tres maneras diferentes de aprender un idioma.
  4. Experimenta caminar con pasos diferentes de los que andas habitualmente. Este ejercicio es muy divertido de practicar con los niños y niñas (son los maestros, maestras) ¿o quizás has visto a alguno, alguna caminar en línea recta? Caminan de espaldas, en zig-zag, saltando, bailando, y desde luego llegan a su destino. Para mi verles es algo Hipnótico así que ¡¡¡descubre nuevas formas de moverte!!!
  5. Haz como si no existieran secretos para ti. Tu inconsciente registra como si fuera un ordenador y guarda mucha más información que la mente consciente, así que aprovecha esto y háblate, en primera persona y con palabras y sugestiones amables y favorables. Por ejemplo, “soy y tengo muchas vivencias de salud y bienestar en mi vida”
  6. Haz algo que no hayas hecho nunca. Eso sí, respeta tus límites y creencias. Quizás comiences a escribir poesía, aprendas una nueva técnica corporal o hacer un deporte diferente.
  7. Piensa en tus hábitos semanales. Esta idea es la más fácil y compleja a la vez de implementar ya que, como bien sabes un hábito requiere tiempo para cambiarlo una vez está instaurado. Por ejemplo puedes probar a cambiar la hora del día o el día de la semana en que haces algo concreto, o cambiar algo en la rutina de higiene personal, o ir al trabajo (o la escuela) por otro camino. Introducir estos pequeños cambios, y detenerte a percibir la diferencia, harán mucho por la flexibilidad de tu cerebro y la conductual.
  8. Detecta y observa los modelos de flexibilidad que existen en la naturaleza, en los niños, en el arte.
  9. Concéntrate en escribir notas y no utilices la palabra. Este es otro ejercicio muy ameno para hacer en casa. Se trata de hablar sin hablar! Puedes escoger un día o una franja horaria y comunicarte a través de notas con dibujos. Lo que si te seguro es que las risas estarán garantizadas.
  10. Selecciona un día y ponte cómo propósito dejar a todas las personas con las que interactúas en un estado mejor de lo que las encontraste. Te aseguro que la ganancia que obtendrás es infinita.
gana flexibilidad

¿Y hacer todo esto en qué va a ayudarte?

Los ejercicios de flexibilidad es alimento para tú cerebro. Es como si hicieras “gimnasia mental”, por lo tanto actúa como factor de prevención.
Emocionalmente estarás más conectada, conectado ( mente-cuerpo) y podrás afrontar las situaciones nuevas, que conllevan un estrés con mucha más conciencia de lo que te ocurre.

Y antes de que me preguntes si esto vale para la crianza… la respuesta es sí, vale perfectamente para los niños y las niñas para comenzar a educarlos en flexibilidad.

Ya sabes que si tienes cualquier duda o si quieres contactar conmigo para sesiones terapeúticas, puedes enviarme un mensaje en este formulario.

Deja una respuesta