El valor de una palabra: Gracias

El valor de una palabra: Gracias

Tomo aire, lo dejo ir calmadamente… me lleno de valor y doy gracias, antes de comenzar a teclear, me doy cuenta de que,  la verdadera necesidad es comunicar, por eso, hace ya tiempo atrás, abrí «El Tarro de Diona», porque tenía le necesidad de explicar, contar, decir y, aunque sigue en mí esto, ya que el día a día me lleva por este camino, lo que hoy quiero es gritar, pero no, no te confundas, mi grito está mezclado es entre uno ahogado por la emoción y gritar para liberar, para decir desde el hígado lo que me pienso…

Y me pregunto si te ha pasado alguna vez que un pensamiento está bañado por dos emociones. Me refiero a que cuando lo piensas, lo bonito y lo feo se mezclan para darle forma. En la película «del revés» lo explican muy claramente, de una forma tan sencilla que ya se te queda en el cuerpo… Una idea, un pensamiento puede contener, todas las emociones.

Entrénate en la observación.

 Hace tiempo que procuro agradecer lo que tengo, lo que doy y recibo. Hace un tiempo estuve en un seminario con Robert Dilts y al finalizar dijo algo como..: «Si antes de dormir, en ese momento justo de cerrar los ojos, has de pensar en una palabra… ojalá sea GRACIAS» y me pareció mágico. Piensa y respira esta idea, ¿Qué te parece?, ¿Cómo lo ves?, ¿Te suena familiar?  Me he  encontrado personas que no encajan bien esta palabra, aunque a mí me parece maravillosa y normalmente damos por sentado las cosas, pero no,  yo hoy no haré esto.

La vida como una onda Sinusoidal

Cuando por la razón que sea, porque quisiste, porque te obligaron,  porque tedio la gana, saliste de tu país o te mudaste de barrio, cambiaste de trabajo,  es igual,  comienza la máquina hacedora de vínculos a moverse a ponerse en marcha, tu vida comienza a llenarse de personas de todo tipo, de todos colores,  tamaños, creencias, que quizás nunca pensaste que ocuparían el lugar que tienen hoy en tu vida y en tu corazón.

Si te pido por un segundo que cierres los ojos y mires atrás, no mucho, solo lo necesario para darte cuenta de quién verdaderamente te acompaña hoy, quien está ahí para ti, seguro que ahora puede salirte una sonrisilla de lado… eso es… 

¿Qué quiero decir?  Que da igual los movimientos que haga tu vida y dónde te haya llevado, es un buen momento para agradecerles… Así que te propondré un reto: ¿y si antes de que se acabe el año te tomas unos minutos para decir gracias? tu mente creativa, seguro, encontrará la forma, la idea de hacerlo y ojalá alejes de ti la idea de: «es que ya lo saben…». Agradece, hazlo con determinación ya que, como todo reto, necesita de toda tu mejor parte, ya verás, es buenísimo y, si te gustó la idea, si lo hiciste, dímelo me encantaría leerte.

foto de Jason Leung

Hoy quiero decir «¡gracias, gracias y gracias!»a las personas que comparten esta vida conmigo,  que me cuidan, preguntan, aconsejan y miran como si lo hicieran a una hermana o una hija… Cuando eres inmigrante, la idea de familia, esa que te enseñan en la escuela, se expande  y  transforma. Si recibes cariño incondicional, eso solo es capaz de hacerlo una familia. Decides, querer a alguien y eliges quererle completo (con luces y sombras) y verdaderamente sientes que el amor es bidireccional… amiga, amigo, eres millonario/a, la familia por elección es un vínculo invisiblemente indestructible.
Nota : He escrito esto para ti, sabes quién eres… y  que te quiero.
¡Mil Gracias!
Diona.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

 

Cerrar Menú

Prueba los beneficios de la hipnosis, descarga mi trance gratuito para toda la familia:​

La alfombra Mágica

Te informo que los datos de carácter personal que proporciones serán tratados por Diona Gonzalez Castro como responsable de esta web con la finalidad de gestionar el alta y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros.  Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp.  Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando una solicitud a diona90@gmail.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.